REFLEXIÓN VIERNES 01 DE AGOSTO DE 2014

on jueves, 31 de julio de 2014
“Corrige al sabio y lo harás más sabio. Corrige al necio y lo harás tú enemigo.”
Proverbio chino.


Audio / Vídeo en:  http://youtu.be/Nf9v1L1UDAQ

REFLEXIÓN: Son innumerables las alternativas, opciones y formas para cambiar, corregir y mejorar en busca de alcanzar los anhelados éxito y felicidad. El problema no consiste en las formas de lograrlo, sino en la actitud y disposición para hacerlo. Algunas de estas alternativas, opciones o formas constituyen la parte básica del ABC de la mejora y superación personal, concepto con altas tasa de analfabetismo, que no necesariamente están relacionadas con estudios, experiencia ni conocimientos, porque están más del lado de la madurez y sabiduría.  

Parte de las opciones que tenemos para mejorar nos llegan a través de personas, en nuestro cercano entorno, quienes demuestran su aprecio al tratar de ayudarnos, orientarnos y corregirnos, pero nuestras creencias, paradigmas y particular momento, no permiten que aceptemos nada distinto a nuestra –también particular- forma de ver y percibir lo que ocurre. Por esa vía, lejos de lograr cambios  se pierden amistades y afectos.


Para alguien que atraviesa su etapa de euforia – y tal vez locura - profesional, económica o de negocios y para quien, en ese momento de su vida, el mundo es pequeño comparado con sus ambiciones y retos; atreverse a  recordar la frase del escritor estadounidense Henry Van Dyke  que reconoce que “La felicidad es interior, no exterior; por lo tanto, no depende de lo que tenemos, sino de lo que somos”, puede parecer –para el aludido- una mezcla de envidia con falta de sentido común, causa suficiente para considerarle casi enemigo a quien se atreva a citarla.  

Diariamente recibimos o encontramos frases, pensamientos, proverbios y lecturas de todo tipo, que nos llegan a través de diferentes medios, para nuestra libre interpretación. Una buena parte de éstas contiene mensajes de gran utilidad, que nos invitan a recapitular o considerar cambios en nuestras vidas, pero el requisito es leerlos y reflexionarlos, detallada y calmadamente, para extraerles el valor de su esencia. Tal vez, debemos enfrentar y luchar contra la falta de hábito para leerlas y reflexionarlas, evitando dejarlas para un más tarde, que nunca llega.

Parece que no hemos cambiado, o quizás lo hemos logrado parcialmente, solo de forma y no de fondo, cuando reconocemos que algunos de estos valiosos mensajes superan los dos milenios de antigüedad y el contenido permanece útil y vigente aún en nuestros tiempos, como si fuera reciente, aunque tristemente desperdiciado.  

Lo que si es cierto es que estamos en un mundo sobrecargado y  -quizá saturado - de datos e información, de alternativas y opciones, que nos exige cierto criterio de selectividad para escoger, evitando paralizarnos por análisis o fallecer ahogados de ignorancia en un mar de información.   

Para concluir el reto parece ser desarrollar una actitud de mente abierta, receptiva a nuevas ideas,  profundizando en los mensajes que recibimos, nutriéndonos y motivando cambios con la convicción y deseo de superarnos. Y agradeciendo a todos quienes nos brindan la oportunidad de ser mejores.  

¡Feliz Día!

Miguel A. Terán

Twitter: @MiguelATeranO

Nota: Foto ilustrativa extraída de la Web.

Referencias biográficas extraídas de Wikipedia – La enciclopedia libre.

2 comments :

Luis Orlando Torres Castillo dijo...

Gracias Miguel.
Es agradable ver, como con sencillez se pueden decir grandes verdades.

Luis Orlando Torres Castillo dijo...

Interesantes momentos de la reflexión.

........ Una buena parte de éstas contiene mensajes de gran utilidad, que nos invitan a recapitular o considerar cambios en nuestras vidas, pero el requisito es leerlos y reflexionarlos, detallada y calmadamente, para extraerles el valor de su esencia. Tal vez, debemos enfrentar y luchar contra la falta de hábito para leerlas y reflexionarlas, evitando dejarlas para un más tarde, que nunca llega.

............ algunos de estos valiosos mensajes superan los dos milenios de antigüedad y el contenido permanece útil y vigente aún en nuestros tiempos, como si fuera reciente, aunque tristemente desperdiciado.

*** Para concluir el reto parece ser desarrollar una actitud de mente abierta, receptiva a nuevas ideas, profundizando en los mensajes que recibimos, nutriéndonos y motivando cambios con la convicción y deseo de superarnos. Y agradeciendo a todos quienes nos brindan la oportunidad de ser mejores.

Publicar un comentario