REFLEXIÓN LUNES 07 DE JULIO 2014

on domingo, 6 de julio de 2014
“La acción sin la visión es solo ver pasar el tiempo. La visión sin la acción es solo andar soñando o fantaseando. La visión junto con la acción es lo que transforma al mundo”.
Nelson R. Mandela (1918 - 2013). Abogado y político. Fue Presidente Sudafricano. Líder Mundial. Premio Nobel de la Paz (1993).

Audio / Vídeo en:  http://youtu.be/BPCUuE3RRaU

REFLEXIÓN: La acción sin visión es pasar el tiempo, porque esa falta de visión nos deja solo haciendo una diaria rutina; posiblemente, giramos en círculos como el perro “que pretende morder su cola”.  No avanzaremos, por lo menos con rumbo cierto, sin saber el lugar donde queremos o pretendemos ir, esa perspectiva de la ruta nos la da la visión de futuro.


Al definir y plantearnos una visión, ésta nos ayuda a orientar nuestros pensamientos, decisiones, palabras y acciones, previa definición de lo que queremos ser, hacer y tener, así como que valores nos guiarán a través de ese recorrido. El escritor británico del siglo XIX, Robert Louis Stevenson,  consideraba que no debemos juzgar cada día por la cosecha que recogemos, sino por las semillas que plantamos.

Pretender actuar sin visión,  será sin duda una pérdida de tiempo y un potencial riesgo,  porque no tenemos idea acerca de cuáles serán los resultados o  consecuencias de ciertas y determinadas decisiones y acciones. Es la visión quien nos ayuda u orienta en la planificación de los objetivos y metas que requerimos para avanzar.  

La escogencia de una visión conlleva un análisis profundo de las variables involucradas, para evitar consecuencias, que oscurezcan o enturbien nuestros logros. Las perspectivas a corto, mediano y largo plazo son vitales, porque algunas decisiones y acciones exitosas a corto plazo, pueden significar grandes fracasos, traumas  y problemas a mediano o largo plazo. Es un hecho cierto que los problemas del hoy son consecuencia de decisiones y acciones tomadas en el pasado, tal vez con una perspectiva de beneficios y resultados a corto plazo.
Por su parte, una visión sin acción es solo soñar, pero sin posibilidad de lograr nada más allá de frustraciones y futuras depresiones. Es casi sentarnos a esperar que ocurra algo que deseamos, pero de brazos cruzados.  

Y finalmente, conjugar visión y acción significa alcanzar las metas, objetivos y logros que nos hemos propuesto en el tiempo, con clara y responsable conciencia de su impacto en nuestra vida y nuestro  entorno, mientras continuamos avanzando con firmeza hacia el futuro, disfrutando y aprovechando nuestro presente.

¡Feliz Día y Feliz Semana!

Miguel A. Terán
Twitter: @MiguelATeranO 

Nota: Foto ilustrativa extraída de la Web.

2 comments :

Luis Torres dijo...

Gracias por recordar, lo que parece tan obvio; pero que con mucha frecuencia lo olvidamos.

Rosa Borneo Aloisio dijo...

Mejor imposible el pensamiento del Líder Mundial Nelson Mandela. Hay que unir la Visión y la Acción, para lograr los objetivos que nos proponemos. Gracias feliz noche

Publicar un comentario