REFLEXION MIERCOLES 23 DE ABRIL DE 2014

on martes, 22 de abril de 2014
Pensamiento y Reflexión del Día (Miércoles 23 de Abril de 2014)
“La mayor parte de los problemas del mundo se deben a la gente que quiere ser importante”.
T. S. Eliot (1888-1965). Poeta, dramaturgo y crítico literario.
REFLEXIÓN: Existen dos palabras que confundimos su significado, importancia y grandeza. La primera, se refiere a superioridad o nivel, mientras que la segunda, es  elevación de espíritu y excelencia moral. Podemos ser importantes, pero al tener pobres actitudes, sentimientos, pasiones y conductas, no llegamos a tener grandeza. Por si hay dudas, alto y grande, tienen también diferente significado. El Papa Francisco recientemente nos recordó  que existen muchos individuos de buenos modales pero de malas costumbres.
La sensación de importancia puede representar temor o miedo, que equivocadamente confundimos con respeto, cuando éste último, el respeto,  - en verdad - solo podemos asociarlo a la grandeza de espíritu de quien lo merece. La importancia puede estar asociada a dinero, cargos, poder, etcétera, pero el respeto se alcanza de una manera distinta.
La grandeza está en saber reconocer nuestra propia pequeñez, decía el científico, escritor y filósofo Blaise Pascal.  En un mundo donde nadie es imprescindible, es triste ver personas que aún se creen importantes. Con el más puro sarcasmo o ironía, alguien dijo, que si deseábamos ver personas que fueron más importantes que nosotros podríamos visitar un cementerio.
Recordemos que las personas, cosas o eventos tienen la importancia que les otorguemos. Si deseamos que alguien o algo pierda importancia, simplemente dejemos de considerarle importante. Hasta el hecho de llegar a odiar a una persona es otorgarle mucha importancia.
El escritor francés Joseph Joubert decía que era muy agradable ser importante, pero es más importante ser agradable. En palabras del historiador y pensador británico, Thomas Carlyle, nuestra grandeza se demuestra en el modo en que tratamos a los que son o tienen menos que nosotros.
Sir Winston Churchill, el famoso Primer Ministro Británico, decía hace sesenta años: “Un problema de nuestra época es que la gente no quiere ser útil, sino importante”, imaginemos como ha empeorado este problema luego de todos estos años. Esforcémonos por ser sensibles, comprometidos y útiles, no por ser importantes.
 Miguel A. Terán

¡Feliz Día!

0 comments :

Publicar un comentario