REFLEXION JUEVES 10 DE ABRIL DE 2014

on jueves, 10 de abril de 2014
*Hay que tener cuidado al elegir a los enemigos porque uno termina pareciéndose a ellos”.
José Luis Borges (1899 -1986). Escritor argentino. Uno de los más destacados escritores del siglo XX.

REFLEXIÓN: En una de sus obras, William Shakespeare recomendaba que tengamos cuidado con la hoguera que encendemos contra nuestro enemigo; no sea que nos quememos a nosotros mismos. A través de la historia muchos filósofos y otros personajes, respetablemente famosos, han planteado que nuestro peor enemigo somos nosotros mismos. Aunque generalmente, ese enemigo, tratamos de buscarlo en los demás.
El escritor, orador y político romano Cicerón, antes de la era cristiana, reconocía que las enemistades ocultas y silenciosas, son peores que las abiertas y declaradas. En otras palabras, también tenemos enemigos a nuestro lado, que ni siquiera sabemos que lo son y, algunas veces, ni ellos mismos saben que son.
El Premio Nobel de Medicina (1906), el español Santiago Ramón y Cajal, considerado un Miembro de la Generación de Sabios, preguntaba: ¿No tienes enemigos? ¿Es que jamás dijiste la verdad o jamás amaste la justicia? Preguntas ciertas, pero la respuesta puede desvirtuarse entre nuestras propias verdades y nuestra propia justicia, y las de los demás.
Un poema del político, filósofo y poeta cubano José Martí nos dice: “Triste cosa es no tener amigos, pero más triste debe ser no tener enemigos, porque quien enemigos no tenga, señal de que no tiene: ni talento que haga sombra, ni valor que le teman, ni honra que le murmuren, ni bienes que le codicien, ni cosa buena que le envidien”.
Entonces, parece real y posible, tener enemigos, porque no hemos llegado a vernos como parte de un todo, lo que si debemos es ser cuidadosos, para no llegar a parecernos tanto a ellos, que les imitemos y hasta superemos, en lo mismo que les criticamos. En cualquier caso, siempre es recomendable que antes de buscar enemigos afuera, nos evaluemos a nosotros mismos, así evitaremos inventarnos enemigos.

Miguel A. Terán
¡Feliz Día!

0 comments :

Publicar un comentario