REFLEXIÓN VIERNES 04 DE JULIO 2014

on jueves, 3 de julio de 2014
“Lo sabe todo, absolutamente todo. Figúrense lo tonto que será”.
Miguel de Unamuno (1864 -1936). Escritor y filósofo español. Rector de la Universidad de Salamanca, por tres períodos.

Audio / Vídeo en:   http://youtu.be/e1Cmx8rIGGU

REFLEXIÓN: Cuando ya lo sabemos todo, entonces, para que perder el tiempo aprendiendo, serían las palabras de un sabelotodo. La famosa expresión “Solo sé que no se nada” del filósofo Sócrates, quien fuera maestro de Platón, quien a su vez fue maestro de Aristóteles, no significan de ninguna manera que un sabio de las dimensiones de Sócrates “no sabía nada”; simplemente, significa que su propia sabiduría le había permitido darse cuenta, que en la medida que aumenta nuestro conocimiento, ignoramos mucho más de otras cosa que antes ni nos preguntábamos.
Uno de los problemas cuando sabemos todo, o eso creemos, refuerza la expresión del psicólogo Abraham Maslow, que decía "Si tu única herramienta es un martillo, tiendes a tratar cada problema como si fuera un clavo”. Es común que la gente camine con su fórmula “mágica” en la mano, dispuestos a resolver o enfrentar todos sus problemas con esa fórmula salida de cuentos de hadas.
Algunas veces pasan los años y creemos saber mucho,  y quizá, ni siquiera hemos aprendido a decir con adecuado criterio, perspectiva y responsabilidad, un  “Si” o “No”, porque es una realidad que decir cualquiera de los dos, “Si” o “No”, conlleva importantes compromisos y consecuencias en la vida. Es sabiduría saber utilizarlos. En ese orden de ideas, nos decía el colombiano Gabriel García Márquez, Premio Nobel de Literatura, que lo más importante que había aprendido a hacer después de los cuarenta años, fue a decir no cuando es no.
Un proverbio italiano, plantea que el cuando y el pero es la herencia de los tontos. Se dice que Dios le puso límites a todo, menos a la tontería. Al creer que las sabemos todas, llegará un momento que nadie intentará ayudarnos, porque considerará que pierde su tiempo y esfuerzo.
Es innegable que la tontería tiene herramientas y una de ellas es la memoria,  que el político y erudito español Marcelino Menéndez Pelayo,  afirmaba que la memoria es el talento de los tontos.
Algunas personas nunca aprenden nada, porque todo lo comprenden demasiado pronto, fueron palabras del poeta irlandés Alexander Pope. Cuando sumamos ignorancia con orgullo, dejamos fuera la humildad y nos alejamos de la sabiduría.  En resumen, debemos dar prioridad y apertura al aprendizaje continuo, para nutrirnos de experiencias y reflexiones que nos permitirán transitar mejor nuestro presente y futuro.

¡Feliz Día!

 ¡Happy 4th. of July!  


Miguel A. Terán
Twitter: @MiguelATeranO 

Nota: Foto ilustrativa extraída de la Web.

0 comments :

Publicar un comentario